Bienvenidos a vuestro blog Arquitectura y Diseño, donde cada semana compartiremos con todos vosotros proyectos de relevancia, tanto elaborados desde el estudio, como realizados por arquitectos e interioristas de referencia internacional.

arquitectura-y-diseño

Arquitectura y diseño es la plataforma para todos vosotros donde os podremos asesorar ante cualquier duda que tengáis, ofreciendo una solución lógica y coherente.

Somos un equipo especializado en arquitectura de interiores y creemos en un diseño sostenible y de calidad, un interiorismo racional que no implique asumir grandes costes económicos, por este motivo optimizamos todos los recursos disponibles por el cliente para ofrecerle el mejor proyecto dentro de su presupuesto.

No dejéis de seguir nuestro nuevo blog!

viernes, 4 de marzo de 2016

Grandes errores de la arquitectura: el edificio que era capaz de quemar

¿Alguna vez os habéis quedado petrificados mirando las grandes construcciones que el hombre ha sido capaz de elaborar a los largo de sus miles de años de historia? Desde las inmensas pirámides, los circos romanos o los impresionantes rascacielos de ciudades tan cosmopolitas como Shanghái, son todos verdaderos hitos de la arquitectura capaces de poner los pelos de punta a cualquiera que tenga el privilegio de poder disfrutar de sus vistas, ya sea de forma ocasional o porque vive cera.
Por desgracia, no siempre es oro todo lo que reluce, y al igual que existen grandes construcciones muy admirables y que no nos cansaremos jamás de contemplar, otros edificios se han hecho famosos por características no tan loables. Este es el caso del edificio apodado Walkie Talkie, y ubicado en Londres, que el pasado 2013 saltó a la fama por ser capaz de freír, literalmente, el Jaguar de un hombre.



El Walkie Talkie es una inmensa torre de oficinas con unas preciosas cristaleras que permiten a sus empleados disfrutar de las vistas de la City. Por desgracia, el reflejo del sol sobre los cristales de este portento de la arquitectura, fueron capaces de dejar KO el coche de Martin Lindsay, que había aparcado frente a él para realizar unas gestiones. Cuál fue su sorpresa al volver al vehículo cuando comprobó que éste había quedado completamente achicharrado. Por suerte, fue contactado muy rápidamente por Land Securities, encargados de la construcción del edificio, para poder enmendar este terrible suceso. Al parecer el Walkie Talkie era capaz de quemar absolutamente todo lo que se le ponía por delante. Debido a la combinación explosiva de su forma, ubicación y altura, generaba un efecto lupa tan potente que era capaz de derretir los coches y quemar por completo las alfombras de bienvenida de los locales que se situaban frente a él. El escándalo fue tal entre los transeúntes y habituales de la zona, que llegaron a hacer la prueba de freír un huevo sólo con el calor del efecto lupa del Walkie Talkie.
El arquitecto uruguayo, Rafael Viñoly, que dio vida a este edificio pirómano declaró no darse cuenta en la edificación que que esta construcción podría retener tanto calor. Predijo que podría reflejar los rayos del sol, pero nunca pensó que sería capaz de quemar.

¿Cómo pudo convertirse el Walkie Talkie en un enorme mechero?


Al parecer, los planos iniciales del edificio contaban con unas lamas solares para evitar los reflejos del sol en la fachada sur, pero debido a los recortes que surgieron durante la construcción, tuvieron que eliminarlas del proceso.
Al parecer, en un segundo análisis de diseño los arquitectos auguraron que su reflejo podría llegar a ocasionar temperaturas de 32º, pero la realidad es que llegaron hasta los 72º. Los medios llegaron a llamarlo “el rayo de la muerte”, pues una exposición directa al edificio puede llegar a provocarla.
Por suerte, el problema se solucionó rápidamente construyendo una estructura de andamios de dos niveles a modo de protección solar. Una especie de escudo formado por aletas de aluminio que no afecta al diseño exterior del Walkie Talkie.


Al parecer no es el único edificio capaz de provocar fuegos a su alrededor. Tres años antes de que saltara en prensa el suceso del Walkie Talkie, El Financial Times también informó de la misma capacidad que poseía un hotel de Las Vegas (EE UU), el Vdara, también diseñado por el mismo arquitecto, y cuyos reflejos eran tan intensos que fueron capaces de derretir bolsas de plástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario